Las Voces Risueñas de Carayaca

Carayaca Fundada en 1690 como pueblo, era asentamiento de aborígenes de la tribu Taramas o Tarmas, el nombre de Carayaca, viene de la contracción Caracayaca, que quiere decir "Cerca de Caracas". Es la parroquia con mayor superficie del Estado Vargas, ubicada al Noroeste del Litoral.
Es una zona montañosa con excelentes condiciones climáticas y paisajísticas. Donde podemos encontrar cultivos hidropónicos y el mayor criadero de pavos del país(Mayupan). 





De las Voces Risueñas de Carayaca y la vibración por simpatía


Un cuerpo vibra, se estremece en la oscuridad de su pensamiento. Si supiera lo que es la electricidad se sentiría identificado, trataría de desdoblarse para tocar a otros, y que estos toquen a otros, y luego a otros, y a otros más. La onda se agita y nos agita. Ellas llegaron riendo y cantando, nos hicieron vibrar por simpatía...



Celebramos con ellas cada navidad, pero ahora podemos celebrar los sesenta años de su incansable labor. Han exaltado los valores de nuestra tradición musical, convirtiéndose en patrimonio cultural de Carayaca y de toda Venezuela.



Esta era la casa
que yo les decía
que al llegar a ella
las puertas se abrían…


Preparen la mesa
y enciendan la luz
para que reciban
al niño Jesús



Loreley, Luís, Flor y Luisana nos invitaron al concierto de las Voces Risueñas por sus 60 años de canto y celebración, que se realizará el próximo 26 de noviembre - A través de ustedes queremos hacerle una visita a todo el pueblo de Venezuela, dijo Loreley, sabemos que escucha sobre todo la gente joven, gente que está involucrada en el trabajo de nuestra cotidianidad cultural.



Loreley Pérez Evora, directora de la agrupación, es hija del maestro Luís Pérez, fundador de las Voces Risueñas de Carayaca. El sueño de una familia que se convirtió, luego de sesenta años, en una gran escuela. Me hace sentir muy orgullosa, dijo Loreley, refiriéndose a la cuarta generación de voces risueñas que hoy crece amando sus tradiciones.



Las Voces Risueñas, cantan aguinaldos y parrandas, géneros que definen a la navidad venezolana. Las risueñas cantan a la navidad todo el año, y entonan otros cantos en cada fiesta nacida de la devoción del pueblo venezolano. Ellas junto a muchos otros, han protegido nuestro patrimonio musical, actualmente amenazado por los valores de la TV.



Lamentablemente no hay conciencia de cuánto poder tienen los medios de difusión. Se promueven, se difunden y se venden otros valores que están extirpando lo que a nosotros nos pertenece – reflexiona Amaranta – Detrás de la imagen siempre hay otro mensaje, nada positivo que se diga- acuerda Luisana.



Es una batalla contra la alienación para salvar al venezolano, de la dureza, de la insensibilidad.




A todo color, a toda verdad
Nosotros siempre hemos tratado de mantener la indumentaria que utilizamos para mostrarnos como agrupación de proyección cultural, porque nos parece importante que sobre todo la juventud, sepa que existe en algunos de nuestros pueblos gente que mantiene esa manera de vertirse – comentó Flor Ester, poco después de saludar a la audiencia del Canal Clásico, el viernes 19 por la tarde.



Las Voces Risueñas de Carayaca son conocidas por sus trajes, tradicionales y coloridos. Aunque, en el seno de la agrupación, han surgido propuestas de cambiar el vestuario, se han mantenido los elegantes vestidos.



– Tratamos de mantenerlo a toda costa, siguió Flor Esther. – Eso hace que nos identifique, dijo Loreley.



Como docente, Flor sabe por experiencia, la importancia del rol que tienen como educadores – Expresarles, explicarles (a los niños) que la única manera de hacerse sentir bailando, no es precisamente mostrando una ropa muy sexy, tan sexy como la que pudieran usar con alguna otra variedad u otro género como el reguetón, que incluso en las escuelas lo ponen también. A nosotros nos gusta trabajar lo popular bien hecho.



Las Voces Risueñas de Carayaca, es una de las pocas agrupaciones que aún canta aguinaldos. – el aguinaldo casi quedó para los coros… el bombardeo es fuerte, no es fácil, comentó Loreley cuando hablábamos sobre la importancia de que los venezolanos podamos contar, aún hoy, a pesar de la alienación, con personas que puedan dar testimonio de nuestras tradiciones, manteniendo viva las costumbres que nos convocan a integrarnos en amor.







Azul, azul
Azul el pabellón
Que ha sacado al niño
Del altar mayor
– El pueblo está deseoso de retomar sus cosas, está un poco harto del reguetón, expresó Loreley muy segura, es triste que en algunos espacios nuestros se esté utilizando el reguetón, eso me pega durísimo.



Es muy difícil resistir, considerando la ignorancia de la que somos presa como pueblo, y como Estado, cuando dirigentes gubernamentales promueven manifestaciones musicales, artísticas, que enajenan a la población pensando que eso es “lo que gusta”. – No les interesa promover nuestras tradiciones porque creen que pierden público… Están equivocados, nuestras fiestas son muy hermosas, muy alegres, incluso muy sensuales, intervino Amaranta.



Loreley planteó una preocupación que se ha convertido en un llamado general a la conciencia de los venezolanos, especialmente a aquellos que desde las instancias de gestión cultural nacionales y locales deben proteger y difundir el trabajo de los cultores –Nosotros tuvimos la suerte de tener la enseñanza, aunque no muy profunda pero escuchábamos cosas de Venezuela, estos muchachos no escuchan nada eso – Las nuevas generaciones de venezolanos tienen cada vez menos indicios de su origen.



– Cómo va a estar identificados si no tienen referencia, somos nosotros los que tenemos que recuperarlos a ellos.







La noche de los milagros
se acerca ya
con la segunda persona
de la trinidad
y florece en nuestro pecho
un divino cantar
para el Dios hecho hombre
Oh Dios inmortal



Las Voces Risueñas, en los años 50, surgieron cantando aguinaldo caraqueños. Uno de los grupos que más los influenció fue Jesús, María y José oriundos de la parroquia capitalina de Sarría. En todas sus producciones, las Voces Risueñas incluyen temas de esa agrupación caraqueña, pues existe una compenetración entre ellas.



Los primeros compositores de Las Voces Risueñas empezaron a crear durante los primeros años de la década de los 50. La Noche de los milagros es el primer aguinaldo compuesto por el maestro Luís Díaz en 1953. – Ellos, escuchando, la fibra poética y musical se empezó a mover, nos contó Loreley – gente de Carayaca, de La Guaira, empezó a componer.



Qué viva el pueblo de Carayaca
por ser el pueblo donde nací
nunca te apartes de mi memoria
porque tus glorias son para mí...



Este conjunto Voces Risueñas
cantan tus glorias con emoción
progresa mucho pueblo querido
pero no olvides nunca tu tradición...



Vibramos por simpatía con las Voces Risueñas. Es muy fácil identificarse con un canto que parece brotar de la tierra. Miro con atención y encuentro a mi reflejo en el espejo, sólo que canto increíble. Amistad de honda raíz, nos hemos encontrado hoy. Hace un momento nos desplazábamos solos por el universo, pero hoy somos melodías en sintonía, qué afinación.



Canten risueñas, de ustedes depende la armonía de Venezuela y de este caótico planeta.



You may also like