LA GUAIRA COLONIAL

Casco Colonial de La Guaira
El 29 de junio de 1589 Don Diego de Osorio y Villegas funda la población de San Pedro de La Guaira. Hoy en día se pueden apreciar en esta hermosa parroquia las construcciones civiles con sus fachadas de imponentes portales, amplias ventanas con balaustrados de madera.
El Vigia domina el puerto
Fuerte el Vigia
Construido a principios del siglo XVIII, por Don Francisco Alberreo, desde allí se anunciaban por medio de repique de campanas y enarbolando banderillas la llegada de los buques al puerto, su vista es impresionante. 
Fortin San Carlos
Fuerte San Carlos
Su construcción data de 1769, según proyecto del Conde Roncalí, sin embargo para su construcción se utilizaron los cimientos y algunas partes de otro fuerte que según Enrique Rivodo existió allí desde 1604. Decretado Monumento Histórico Nacional en 1876. Está diseñado en forma de estrella
Almacen de la Polvora garita


Almacén la Pólvora
Construido en 1590 por Diego de Osorio y Villegas, servía para almacenar pólvora, municiones y artillerías de la época. Decretado Monumento Histórico Nacional en 1976. Entre la Pólvora y el Vigía se da inicio al antiguo Camino Español a Caracas
Fortin el Principe de la atalaya del Zamuro conocido fortín El Vigía.
Casa Guipuzcoana


Casa Guipuzcoana Es una imponente y antigua edificación de balcones de madera y bellas puertas y ventanas, construida entre los años 1734 y 1736 por instrucciones del Rey Felipe V. La función específica de esta Compañía consistía en defender las Costas de Venezuela y desarrollar su agricultura y comercio. Ésta fue constituida el 25 de septiembre de 1728, en virtud de una real cédula que expidió el rey Felipe V, para que existiera un comercio recíproco y exclusivo entre España y la provincia de Venezuela. 
Operó desde 1730 hasta 1785, y tuvo gran influencia en el desarrollo económico, social y político de la colonia. Por otra parte, la Guipuzcoana debía vigilar las costas y perseguir el contrabando,
desde las bocas del Orinoco hasta Río Hacha. Al menos uno de sus barcos debía recorrer continuamente el litoral. Además, estaban autorizados para apresar las naves contrabandistas y confiscar sus mercancías. 



Callejón Sal Si Puedes

Calle Bolivar desde la escuela taller

Casa museo Boulton





You may also like