CASCADAS Y RÍOS DE VARGAS

Cascadas
 y ríos 
anti-estrés
 Desde las altas serranías del cerro Ávila, hoy renombrado como el Guaraira Repano, en su ­vertiente norte, bajan hoy como bienhechoras cascadas cristalinas.
En la caída forman deliciosos pozos,   excursionistas  y viajeros se refrescan en ellos, 'El agua, este prodigio de la creación su acompasado repiquetear por entre rocas, eleva el espíritu al éxtasis, mientras  el cuerpo se relaja,descansa  y el cerebro concibe nuevos horizontes.
Muchas son las cascadas que se consiguen en el impresionante cerro Ávila   y  fácil acceso.
La naturaleza nos ha dado estas maravillas, sólo faltan el oído, el ojo y  que la mano los toque y el espíritu  lo disfrute.
Asuma el reto y  transpórtese por un momento al paraíso. 


Rió Guayabal
Pozo del Cura


Rodeado por la exhuberante selva tropical premontana de las faldas de la Cordillera de la Costa, el Pozo del Cura es uno de los atractivos naturales más visitados de la región oriental del  estado Vargas. 


Es un sitio de gran belleza y de muy fácil acceso que se ubica a poca distancia de la carretera que une a las poblaciones de Caruao y Chuspa, sobre el lecho del río Aguas Calientes; un tributario del río Caruao. 





El pozo es bastante profundo, algunos lugareños dicen que tiene trece metros de profundidad, otros hablan de diecisiete... Lo cierto es que resulta bastante curioso encontrar una poza tan profunda sobre el lecho de un río tan somero. 
Un pequeño salto de agua, de unos seis metros de altura, complementa la belleza del lugar.








Rio Chuspa


Una de las numerosas caídas de La Costa de Vargas
 
Río  El Limón, Parroquia Carayaca estado Vargas